¿Cuándo debo buscarle pareja a mi mascota?

       Cuando buscamos pareja para nuestro perrito, es importante tener en cuenta que, al igual que todos los seres vivos, los perritos no pueden aparearse en cualquier momento de su vida ya que necesitan tener un mínimo de edad para estar maduros sexualmente y, en cierto punto también, ya se vuelven muy viejitos y aparearlos es riesgoso para su salud.

        Los perros macho de raza pequeña pueden aparearse desde los 9 meses, mientras que los machos de raza grande deben esperar un poquito más para ser fértiles, al menos el año. Sin embargo, si buscas que la monta sea efectiva y tenga el mínimo de riesgos así como que tu perro se maneje con mayor comodidad, es recomendable esperar hasta los dos años para que los espermatozoides estén realmente maduros. Asimismo, los perros demasiado jóvenes e inquietos suelen tener problemas para realmente concretar la penetración y complica que puedan embarazar a la hembra. En cuanto a si es necesario esperar un período específico para la monta, la verdad es que el perro macho está dispuesto básicamente siempre que la hembra esté en celo y lo acepte.   

         Por otro lado, si tu peludita es hembra, debes saber que puede quedar embarazada desde el primer celo que ocurre alrededor de los 9 meses, sin embargo es altamente recomendable esperar el año y medio o tercer celo que es cuando el sistema reproductor de la perrita está completamente desarrollado y reducimos al máximo el riesgo de complicaciones durante el embarazo, parto e incluso problemas posteriores como cáncer de ovarios (aunque siempre que las hembras se apareen y no se esterilicen corren un pequeño riesgo de padecer esta enfermedad), también cabe acotar que al ser la perra de edad más madura será menos nerviosa e inquieta evitando que entre en conflicto con el macho. Para aparear a la hembra es necesario como ya dijimos esperar el celo, que se reconoce por las manchas de sangre; no obstante, debemos esperar al menos 9 días luego de la aparición de la sangre para concretar la monta y será efectiva hasta una semana después de esos 9 días, luego de ello la perra saldrá del celo y no aceptará al can. Asimismo, debemos tomar en cuenta que una sola monta es suficiente para que la hembra quede embarazada, más de una monta por celo puede lastimar los órganos reproductores de la hembra y crear enfrentamiento entre los canes.

         Si tu mascota es un minino, la verdad estás mucho más cómodo ya que, si bien también es necesario esperar los períodos de maduración tanto del macho como de la hembra, el proceso de apareamiento sucede de manera mucho más natural y sin necesidad de demasiada intervención de los dueños. Los mininos, tanto hembra como macho comienzan a ser fértiles a partir de los 6 meses. La hembra puede tener celos continuos cada dos o tres semanas por lo que es recomendable que si no quieres reproducirla, la esterilices luego del primer celo y, en caso de que sí quieras, estés muy atento no sea que se te adelanten. En caso de ser macho, lo recomendable es esperar al menos a los 15 meses para darle el papel de semental ya que el proceso de aceptación de la gata es delicado y si es un gato joven, la monta puede terminar en una lucha campal. Igualmente, si el gato o gata es apareado joven, se recomienda que la pareja sea un ejemplar de experiencia para que domine con comodidad la situación.